Madera de olmo

Clasificación de la madera < Tipos de madera < Madera de olmo

Medra singularmente en la Europa meridional y central, y asimismo en ciertos puntos de la Península Escandinava.

La madera de olmo tiene un aspecto propio, con un marcado dibujo debido a los anillos de desarrollo. Es de textura gruesa con frecuencia, de grano irregular. Presenta un color pardo sienoso o bien rojizo con albura blanca amarillenta. Se seca pronto y es simple de trabajar.

Se emplea para la construcción de cualquier elemento estructural que deba continuar en la humedad y, actualmente, por ser una madera muy ornamental, se utiliza para la fabricación de muebles y entarimados.

 

Propiedades de la madera de olmo

El tono de la madera de albura es blanco y el del duramen es pardo obscuro. La madera de albura se distingue realmente bien de la del duramen cuando está verde. Los anillos anuales de desarrollo son perceptibles. Los radios leñosos son perceptibles en los despieces radiales y tienen forma de espejuelos. La fibra es irregular, pudiendo ser recta o bien entrelazada. El grano es basto.

Es una madera que se seca simple y velozmente si bien presenta peligros de que se generen deformaciones, de que aprezcan fendas. El serrado es bastante difícil, con tendencia a pinzar las sierras. El mecanizado asimismo es bastante difícil. Los útiles de corte deben estar realmente bien afilados. Presenta buenas destrezas para el encorvado. El encolado y acabado no presentan inconvenientes. El clavado y atornillado es bastante difícil. La madera está clasificada como poco durable en frente de la acción de los hongos y sensible a los anóbidos y a las termitas.

Se halla de forma espontánea en el centro y en el sur de Europa, en Asia Menor y en el extremo septentrional de África. Esta especie se ha cultivado desde tiempos recónditos con lo que es bastante difícil concretar sus límites geográficos. En España se halla en las dos Castillas, en Andalucía, en Extremadura y en Aragón. Prácticamente ha desaparecido en toda Europa debido a los ataques de la grafiosis y la galeruca.

 

Densidad de la madera de olmo

La densidad media de la madera de olmo es de 650 kg/m3.

 

Usos de la madera de olmo

La corteza del olmo es una de sus partes más empleadas. Sus efectos beneficiosos para la salud, lo transforman en un árbol de múltiples utilidades.

El empleo de la corteza es a través de la preparación de tinturas o bien en forma de infusiones. El fantasma de aplicaciones es bastante extenso puesto que se usa para tratar inconvenientes espasmos y cólicos estomacales, tiene un efecto esencial antidiarreico. Los estudios que se han efectuado sobre los efectos de la corteza del olmo en la salud, lo sitúan como un genial antiespasmódico, astringente, y se han revelado propiedades expectorantes con lo que su utilización se extiende a enfermedades del aparato respiratorio.

Sus propiedades antibacterianas dejan su empleo en heridas superficiales, desaconsejándose su empleo en heridas profundas en tanto que puede ocasionar serias irritaciones.

La madera del olmo, a lo largo de muchos años fue empleada para la construcción de embarcaciones debido a que es enormemente resistente al agua, una vez seca, y es de simple para encorvar. Asimismo fue apreciadísimo su empleo en mueblería y ebanistería debido a la tonalidad obscura que va adquiriendo con el tiempo.

En nuestros días, su empleo ha decaído de forma notable, sobre todo en Europa, debido a la plaga a de grafiosis a la que ha sido sometida. La acción de estos hongos hace las propiedades de dureza de la madera se desgasten sensiblemente, con lo que su empleo es sustituido poco a poco por otras especies más saludables.

MENÚ