Madera de cerezo

Clasificación de la madera < Tipos de madera < Madera de cerezo

La madera de cerezo es una madera frondosa de determinada calidad que resalta por su color rojizo, propio veteado y sencillez para trabajar. Es una madera muy ornamental y apreciada en el planeta del interiorismo. Con el tiempo se obscurece.

Existen grosso modo 2 géneros de cerezo. El cerezo europeo y el cerezo americano. El primero se halla en el Centro y Sur de Europa y se extiende hasta prácticamente llegar a Ásia. El americano se halla en la mitad Este de E.U. y Canadá.

A simple vista de la madera las diferencias son mínimas, no obstante, el cerezo europeo es más espeso, resistente y estable, siendo en consecuencia una madera de mejor calidad.

 

Propiedades de la madera de cerezo

El tono de la madera de duramen es rosado pálido-cobrizo y el de su albura es más claro. La madera de albura está meridianamente distinguida. Los anillos de desarrollo están bien distinguidos. Presenta un veteado lustroso. La fibra es recta. El grano es fino.

Presenta buenas destrezas para su encorvado, si bien esta propiedad depende de la situación de la madera en el árbol. Se curva mejor la madera de la base que la de las partes altas y la de la periferia mejor que la del corazón.
Entre sus aplicaciones se citan la fabricación de tableros contrachapados y la obtención de chapas ornamentales. En el mecanizado, el embotado de los útiles es normal. En el cepillado se aconseja un ángulo de ataque de 20º. Presenta buenas destrezas para el encorvado.

El encolado, clavado y atornillado se efectúan sin complejidad. La madera que procede de la raíz es muy estimada para aplicaciones ornamentales. Está clasificada como moderadamente durable o bien no durable en frente de la acción de los hongos y mínimamente resistente o bien poco resistente en frente de los insectos.

 

Densidad de la madera de cerezo

La densidad media de la madera de cerezo es de 560 kg/m3.

 

Usos de la madera de cerezo

La madera del cerezo es una de las más apreciadas en Europa. Entre otras muchas cosas, se emplea para envolver muebles de gama alta y se emplea en ebanistería y en la fabricación de instrumentos. Además de esto, es dura, resistente y flexible; no obstante, no se recomienda su utilización en exteriores puesto que se puede obscurecer. Su color es pardo rosado y con el tiempo se vuelve rojizo. 

Usos principales:

  • Fabricación de moblaje de calidad o bien ebanistería.
  • Tallas y torneados
  • Carpintería de interior: Frisos, tarima, molduras, puertas, ventanas…
  • Chapas ornamentales y tableros contrachapados y rechapados.
MENÚ